Publicado por Hospital Juan Cardona el 31 de julio de 2019 13:30:00 CEST

Si ya tenemos una edad, o tenemos a nuestro cargo a algún ser querido anciano, debemos tener en cuenta una serie de recomendaciones para evitar principalmente la insolación o la deshidratación a las que somos más propensos en esta etapa de la vida.

En el Hospital Juan Cardona promovemos un envejecimiento activo. No por el hecho de cumplir años y sufrir las consecuentes limitaciones físicas debemos de dejar de ocupar nuestro tiempo e ilusionarnos con la vida. Las vacaciones son un momento ideal para disfrutar de la familia, realizar paseos, leer, conocer lugares y concurrir a reuniones sociales. Hay que tener en cuenta que una actitud positiva mejora la autoestima, evita el avance de las enfermedades y favorece un envejecimiento activo.

Éstas son nuestras recomendaciones para mayores y disfrutar del verano sin importar nuestra edad:

1.- Comer liviano: consumir preferentemente frutas y verduras. Disminuir el consumo de proteínas. También aconsejamos comer más veces en el día menos cantidad.

2.- Beber en abundancia: en el verano el cuerpo transpira más para lograr enfriarse y mantener una temperatura adecuada, por lo que debe reponerse el líquido perdido.
Más cuidado se debe tener si se toma medicamentos de tipo diurético o hipertensores y considerando que en un normal proceso de envejecimiento disminuye la sensación de
sed dado que el hipotálamo ya no funciona como antes.
Beberemos en pequeñas cantidades muchas veces al día, aún sin sed, teniendo en cuenta que dos litros diarios de agua son la ingesta recomendada en esta época. Si esta cantidad de agua le resulta excesiva, puede beber infusiones frías y comer frutas como la sandía o el melón, muy referescantes y ricas en agua.

3.-  No consumir alcohol: el alcohol da más sed y deshidrata.

4.-  Poco o nada de sal: las personas normotensas tienen que consumir sal en forma moderada; y las hipertensas, nada. Le serán de gran ayuda las hierbas aromáticas e incluso el limón para aderezar sus platos y hacerlos más apetecibles.

5.- Cuidado con la exposición al Sol: se debe evitar la exposición a los rayos solares entre las 11 y 17 horas. También se debe usar un factor de protección elevado, un gorro y ropa amplia, suelta, para dejar que el cuerpo se enfríe y de colores claros.
Asimismo, al aire libre recomendamos permanecer bajo la sombra de los árboles o de la vegetación, ya que son eficaces bloqueando los rayos ultravioletas, refrescando el ambiente y proporcionándonos una saludable cantidad de aire limpio que nuestro organismo agradecerá.

6.- Evite los cambios bruscos de temperatura: decántese por lugares frescos y a la sombra. Mantener la casa fresca y ventilada. Procure no permanecer en habitaciones con aire acondicionado a temperaturas excesivamente bajas, si es imprescindible lo mejor es programarlo entre 22 y 24 grados.

7.- Prevenir el golpe de calor y la insolación: los síntomas son parecidos: náuseas, vómitos y desmayos. La insolación se debe a una exposición directa al sol, y por efecto directo de las radiaciones solares causa deshidratación, lesiones en el cerebro, microhemorragias. Y el golpe de calor se debe por estar en un ambiente -no es necesario haber estado bajo el sol- con mucho calor, lo que provoca deshidratación e hipertemia. De sufrir alguno/s de estos síntomas, acuda de inmediato al Servicio de Urgencias donde sabrán atajar daños mayores.

8.- Cuidar la presión arterial: tanto alta como baja, porque ambas aumentan el riesgo de caídas y las consecuentes fracturas -principalmente de cadera-. Tenga en cuenta que el calor disminuye la presión arterial.

9.- Controlar que no se hinchen los tobillos: La forma más fácil de controlarlo es mirar si al sacar la media queda un surco en la pantorrilla. De ocurrir esto, acuda por favor a su médico, se está produciendo una retención de líquidos anormal y es necesario conocer la causa.

También es recomendable practicar algo de ejercicio físico, preferentemente durante la mañana temprano o caída la tarde, para evitar las altas temperaturas y la exposición al sol.
Y recuerden, tenga la edad que tengan tienen derecho a ser felices y disfrutar de sus vacaciones.