Accidentes infantiles

Los accidentes infantiles se pueden prevenir y evitar

Publicado por Hospital Juan Cardona el 17 de abril de 2019 10:00:00 CEST

 En nuestro país, son los accidentes infantiles, y no las enfermedades, la primera causa de muerte en niños menores de 15 años . La "mala suerte", como explicación de un accidente, siempre es una mala excusa. Para evitarlo debemos enseñar a los más pequeños a estar siempre alerta y eso empieza por estarlo nosotros mismos y para dar ejemplo con nuestra conducta. Esta es la manera más segura de pasar a los hijos el hábito de responsabilizarse de su persona. 

Estos son algunos consejos básicos para proteger a los más pequeños:

1.- Proteger con tapones los enchufes al alcance de los pequeños.
Cubrir los cables en mal estado con cinta aislante y asegurarnos de que no ahy ningún aparato eléctrico al alcance del niño cuando se baña o juega con agua.

2.- Cuente con la cocina y el baño!
Cerillas y encendedores, deben estar fuera del alcance de los niños. Fíjese sobre todo en todas las fuentes de calor: planchas, fogones, hornos, estufas de butano, radiadores no protegidos, agua caliente, aceite hirviendo, sartenes, vitrocerámica ...

bebe-cocina-seguridad-peligro

3.- Los productos de limpieza de la casa y de bricolaje
(pinturas, pegamentos, disolventes) son, sin excepción, peligrosos para los niños y al mismo tiempo son muy atractivos por los colores, por la forma de usarlos, por las cosas que hacen ... Evite que tengan acceso directo,
ciérrelos con llave y póngalos en un lugar alto . Y, si nos quieren ayudar, que lo hagan siempre con un adulto al lado.

4.- Jarabes, botellitas, píldoras, pomadas pueden llamar la atención de los pequeños.
La ingestión puede producir desde efectos menores, pero no deseables, a intoxicaciones graves que lleguen a poner en serio peligro la vida de la criatura. Si debe conservar ciertos medicamentos en el frogorífico guárdelos en una bolsa, fuera de su vista. 

5.- La piel de los niños es muy sensible y el agua caliente puede hacerlos quemaduras graves.
Cuando prepare el baño,
ponga primero agua fría y temple con la caliente . No deje nunca solo un bebé en la bañera ni vigilado por hermanos más mayores, el juego los privará de ver el peligro. Los jabones, los aceites y los líquidos de baño hacen más resbaladiza una superficie que ya lo es. Los golpes con los grifos o la cerámica pueden ser peligrosos.

6.- En la cocina y en la casa
hay muchos objetos que pueden cortar, pinchar, pellizcar o producir golpes contundentes: cuchillos, tenedores, tijeras, latas, plásticos, vidrios, chinchetas y clavos. Herramientas y electrodomésticos. Ángulos y cantos de muebles bajos. Juguetes inadecuadas o dañadas.
El adulto debe estar siempre alerta y tomar medidas: debe alejar los peligros e instruir la criatura con empatía y explicaciones claras para su edad. Y no únicamente con el "no". 

7.- La hierba, el jardín, el parque, el campo ...
¿Cuántas cosas para investigar! ¿Qué olores, qué colores, que bueno que parece todo. Muchas plantas, incluso en nuestro entorno inmediato, son venenosas y también las flores, los frutos, las bayas, las hojas ... Llegan a causar desde erupciones cutáneas y desórdenes intestinales hasta la muerte.
Evite también que la criatura se meta en la boca espigas, frutos secos, palitos, piedras, conchas y otros objetos pequeños, porque se puede ahogar

8.- Pican las abejas y las avispas, las arañas y escorpiones, los tábanos y mosquitos, y en el mar, las medusas.
Muerden las víboras. Hay plantas urticantes y plantas con espinas o púas que pueden provocar heridas serias o, al menos, muy molestas. En las salidas conviene tener a mano un buen botiquín de primeros auxilios ... Y el teléfono de urgencias!

Botiquín-de-primeros-auxilios

9.- El botiquín debe tener en cuenta los niños y se debe prever de diferentes tipos. 
En casa, en el coche, en la mochila de la excursión o en la bolsa de viaje debe haber pequeñas botiquines adecuados para cada ocasión, preparadas para emergencias. 

Cada año se revisarán para descartar aquellos materiales o medicamentos que hayan caducado.

Tenemos otros artículos publicados sobre salud infantil aquí.

Recuerde que en el Hospital Juan Cardona tenemos un servicio de Urgencias perfectamente equipado, que puede atenderle en un tiempo de espera medio inferior a los 20 minutos. Por un precio más que razonable, su hijo atendido a la mayor brevedad.

New Call-to-action 

Etiquetas: Consejos, Pediatría, Salud infantil

Publicado por Hospital Juan Cardona