Publicado por Hospital Juan Cardona el 30 de noviembre de 2018 12:05:02 CET

La andrología es la parte de la Medicina encargada de los aspectos relacionados  con la salud sexual masculina. Se trata de una superespecialidad de la Urología dedicada de forma concreta a enfermedades como la disfunción sexual del varón, trastornos del pene y escroto, endocrinología masculina, trastornos de la reproducción masculina y todos aquellos aspectos urológicos que afectan al varón.

Un andrólogo es un urólogo especializado en el estudio, exploración e investigación de la función sexual y la reproducción masculina. Este médico podría considerarse como el ginecólogo de los hombres.

¿Qué problemas trata la andrología?

El andrólogo estudia y trata las disfunciones sexuales masculinas, así como los problemas de reproducción del hombre.  Cuando hablamos de las disfunciones sexuales nos referimos a problemas de deseo sexual, erección y eyaculación. Disfunciones sexuales es un término amplio que abarca la disfunción eréctil o impotencia (dificultad de conseguir una erección) pero también otras disfunciones como la eyaculación precoz que es la más frecuente, la imposibilidad de eyacular  y los problemas del deseo sexual.

Los andrólogos reproductivos son los que estudian los problemas de reproducción del hombre, de infertilidad masculina y son los encargados de realizar entre otras, las siguientes funciones:

  • Los estudios de todas las muestras de semen. Dentro de los estudios que realizan el más común y más básico es el seminograma  el cual consiste en una evaluación de la calidad del semen, se observan los espermatozoidespara ver  la movilidad, la concentración y la morfología.
  • Evalúan el genoma o el adn de los espermatozoides. El adn es el material genético que se encuentra en el núcleo de las células, en este caso en la cabeza de los espermatozoides y este material genético es el que va a llevar la información heredada del padre hacia el futuro bebé.
¿Cuándo acudir al andrólogo?

Es recomienda consultar al andrólogo en tres etapas de la vida del hombre:

1. Cuando es un adulto joven, sobre todo por patologías comunes como varicocele, disfunción eréctil situacional o bajo nivel en el espermograma pero, si el hombre presenta dolor testicular es indispensable la consulta no importa su edad.
2. Cuando es adulto, a partir de los 35 años, en la que deben llevarse a cabo una serie de controles que continuarán y se intensificarán en
3. la tercera etapa, la de la tercera edad.

En todos los casos, existen algunas pautas a tener en cuenta para la prevención de dolencias asociadas al paso de la edad y así contribuir al bienestar:

  • Concurrir al médico anualmente. Una medida ideal es ir al médico de cabecera una vez al año para hacer un chequeo, aún sintiéndose bien.
  • Evitar el sobrepeso ya que la obesidad es un factor de riesgo de enfermedad cardiovascular y de diabetes. Y si bien reducir el peso es importante, el objetivo terapéutico es reducir la posibilidad de desarrollar trastornos cardiovasculares y metabólicos, como la hipertensión arterial y el aumento de lípidos en sangre (colesterol y triglicéridos).
  • Prevenir el cáncer de próstata. Tanto este tipo de tumor, como la hiperplasia benigna de próstata, tienen una prevalencia que aumenta con la edad -alrededor de un 50 y 80% respectivamente, a partir de los 70 años. A partir de los 45 años habría que realizar en todo examen clínico general, un tacto rectal que permite al médico detectar el estado de la próstata.
  • Practicar ejercicios físicos y evitar el tabaco, el alcohol y el estrés.

En el Hospital Juan Cardona contamos en nuestro departamento de Urología con los servicios del Dr. Dario Calafiore, urólogo y Máster en Andrología Clínica por la Fundación Puigvert, quien podrá resolver todas sus dudas. Puede solicitar consulta con él aquí.