Fiebre, dolor abdominal, golpes... A veces, los papás no están seguros de si deben llevar al niño al hospital cuando se encuentra mal. Le damos las pistas para saber cuándo hay que llevar a los niños a urgencias.