index-blog-cabecera.jpg

Dr. ángel Lancho "hoy los beneficios de la endoscopia digestiva compensan sus posibles inconvenientes".

Publicado por Hospital Juan Cardona el 30 de mayo de 2016 8:00:00 CEST

1600X500-1.jpg

El Doctor Ángel Lancho, Médico Especialista en Aparato Digestivo, dirige desde enero de 2016 el departamento de endoscopia a digestiva del Hospital Juan Cardona. Considerado uno de los máximos referentes profesionales en endoscopia digestiva y en el estudio del cáncer digestivo, desmiente en esta entrevista que los gallegos comamos mal y aporta algunas razones para dejar de tener miedo a una endoscopia: “es que antes se hacía sin sedación y era muy molesta, pero afortunadamente las cosas han cambiado”, afirma.

IMG_0377-662376-edited.jpg

¿Cuál es el nivel de desarrollo actual de la endoscopia digestiva y cómo la explicaría de forma coloquial al ciudadano?

La endoscopia digestiva consiste en introducir, bien sea por la boca (gastroscopia) o por el ano (colonoscopia), un instrumento flexible que lleva incorporada una cámara digital para explorar diferentes partes del aparato digestivo. El endoscopio lleva incorporados unos mandos gracias los cuales el médico puede dirigirlo a lo largo del tubo digestivo. Se realiza en la inmensa mayoría de los casos en régimen ambulatorio administrando previamente una medicación sedante que evita las molestias al paciente. Esto permite el diagnóstico de la mayoría de las enfermedades del tubo digestivo (esofagitis, gastritis, úlcera, cáncer, pólipos, colitis, etc). Además, los endoscopios llevan incorporado en su interior un canal a través del cual el médico puede introducir diferentes utensilios que permiten tomar biopsias, extirpar pólipos, tratar lesiones sangrantes o extraer cuerpos extraños. Además de las técnicas descritas, que son las más habituales, existen otras exploraciones más complejas (estudio de vía biliar, enteroscopia, etc).

¿Cómo ha evolucionado la especialidad?

El auge y desarrollo de la endoscopia en las últimas décadas ha sido enorme, sobre todo en su vertiente terapéutica. Han adquirido gran notoriedad técnicas como la CPRE, que permite extraer cálculos de la vía biliar o tratar obstrucciones de la misma, la ecoendoscopia, que combina la ecografía con la endoscopia y resulta muy útil en la patología biliar y pancreática, o los avances recientes en el tratamiento endoscópico de lesiones tumorales poco avanzadas. Además, el empleo de endoscopios cada vez más sofisticados con imagen en alta definición y diferentes filtros y modos de tratar la imagen, como los disponibles en nuestro hospital, han permitido incrementar la precisión diagnóstica.

¿Qué puede esperar un paciente que acude al departamento que Ud. dirige en el Juan Cardona?

R: En el momento actual nuestra unidad de endoscopia (en la que también el servicio de Neumología realiza broncoscopias) dispone de dos torres de endoscopia Olympus completamente equipadas a las que se acoplan endoscopios digitales de última generación. Además se dispone de un bisturí eléctrico de uso endoscópico con técnica de Argon Plasma incorporada. Todo ello nos permite realizar gastroscopia y colonoscopia, tanto en su vertiente diagnóstica como terapéutica (tratamiento de lesiones sangrantes y extirpación de pólipos entre otras técnicas). A este respecto debo recalcar que tan importante como los excelentes medios técnicos de que se dispone lo es el equipo humano, del que forman parte también dos enfermeras con larga experiencia en endoscopia a las que es justo reconocer aquí su excelente labor.

¿Por qué el término "colonoscopia" tiene una connotación tan negativa o de miedo en la opinión pública?, ¿en qué consiste?

La colonoscopia consiste en introducir una sonda con una cámara digital a través del ano para explorar todo el intestino grueso (recto y colon) y, cuando es necesario, los últimos segmentos del intestino delgado. Gracias a ello, además de ver con gran calidad de imagen el interior del tubo digestivo, se puede actuar sobre lesiones tomando biopsias, o en el caso de muchos pólipos (precursores del cáncer), extirpándolos.

Dejando al margen connotaciones negativas socioculturales, lo cierto es que la colonoscopia se considera una prueba invasiva y requiere una preparación previa del colon administrando un purgante. Si a ello le sumamos que en ocasiones puede resultar dolorosa y que, desgraciadamente hasta hace no mucho tiempo, en muchos lugares de España se practicaba sin sedación de ningún tipo, es fácil de entender que la imagen ante la opinión pública no sea muy buena. Pero afortunadamente, las cosas han cambiado y gracias al empleo de fármacos sedantes y a la mejora en la tecnología de los endoscopios, a día de hoy los beneficios de la colonoscopia compensan de manera muy sobrada los posibles inconvenientes que pueda tener.

Además, no debemos de olvidar que la colonoscopia con polipectomía es uno de los pilares básicos sobre los que asientan los programas de cribado de cáncer colorrectal. A este respecto, el Área Sanitaria de Ferrol ha sido la escogida por la Consellería de Sanidade para iniciar dicho programa en Galicia, que se realiza mediante un análisis de las heces y, en caso de detectar sangre oculta, una colonoscopia. Conozco muy bien este programa porque he participado en su elaboración, y debo felicitar a todos los compañeros de Ferrol implicados en el mismo, así como a los medios de comunicación que se han hecho eco del mismo, ya que los resultados obtenidos hasta el momento aquí son fantásticos si los comparamos con los de otros lugares. Gracias a este esfuerzo e implicación puede decirse que se han evitado muchos cánceres de colon, y que la gran mayoría de los detectados lo han sido en una fase poco avanzada de la enfermedad lo que va a permitir su curación. Espero que con estas palabras haya podido “limpiar”, por lo menos un poco, la imagen de la colonoscopia ante la opinión pública.

Evidentemente, la alimentación juega un papel importante en relación a su especialidad. ¿Cómo ha evolucionado en relación a los cambios en los hábitos alimenticios de la población y qué trastornos o enfermedades derivadas de la alimentación se podrían evitar fácilmente?

Es evidente que en gran parte de la patología del aparato digestivo influyen los hábitos de alimentación; aun así son los departamentos de Endocrinología y Nutrición los que pueden aportar mayor detalle al respecto. De todas formas la obesidad se asocia de manera significativa a patologías tan dispares como la enfermedad por reflujo gastroesofágico (cada vez más frecuente en nuestras consultas), el llamado a nivel coloquial “hígado graso”, que contra lo que se pensaba puede acabar evolucionando a un daño irreversible del hígado como es la cirrosis, o a diferentes cánceres del aparato digestivo como el de esófago, páncreas, vesícula biliar o colon.

No obstante, la población cada vez está más informada y es consciente de que el consumo excesivo de alcohol, azúcar o de carnes procesadas o rojas es perjudicial y trata de corregir estos hábitos, aumentando el aporte de pescado, vegetales y frutas.

Finalmente querría citar las intolerancias y alergias alimentarias, entre las que destacaría la enfermedad celiaca, que obliga a una dieta sin gluten estricta y que cada vez de diagnostica más, pues antes pasaba más desapercibida, y la intolerancia a la lactosa, que no es una alergia sino la incapacidad de digerir un azúcar presente en los productos lácteos y que resulta bastante prevalente en la población, provocando hinchazón y ruidos abdominales así como diarrea. Afortunadamente, ya resultan fácilmente accesibles los productos lácteos que no contienen lactosa.

P: O sea, que seguimos alimentándonos… no del todo bien.

Los hábitos alimentarios de la población de Galicia en general, y de Ferrol en particular, se corresponden con los de la llamada dieta atlántica, protagonizada por pescados, mariscos, verduras y hortalizas (la patata siempre está presente), pero también incluye hidratos de carbono, lácteos, aceite de oliva y un consumo moderado de carne. No es cierto que en Galicia comamos mal. Nuestra dieta se ha mostrado por lo menos igual de saludable que la alabada dieta mediterránea. De hecho, apenas difiere mucho, porque la mayor diferencia es que le da mayor protagonismo al pescado y al marisco. Es muy importante realizar una dieta como la mencionada y evitar la obesidad, considerada ya una epidemia en el mundo desarrollado.

Pida cita

Etiquetas: Pruebas diagnósticas

Publicado por Hospital Juan Cardona